(01) 680-4008 info@mercania.net

Debido a la gran demanda que genera el canal tradicional, es necesario que se realice un control de sanidad para garantizar una compra segura por parte de los clientes en todos los puntos de venta. Esto implica mejorar la práctica de la manipulación de alimentos al igual que la conservación, además de contar con la higiene adecuada en el local para que el cliente sienta confianza y su experiencia sea más agradable.

Para lograr esto, se deben tomar en cuenta todas los factores que permiten que la bodega opere, para así optimizar al máximo su funcionamiento y de una forma mas segura. Por ejemplo:

Ubicación:

Una bodega no puede estar ubicada donde sea, requiere una zona libre de plagas, alejada de contaminación y zonas de malos olores. La ubicación deberá ser autorizada por la municipalidad.

Infraestructura:

Tanto el área de compra como el área de conservación deben estar en un buen estado. La construcción debe ser segura y los materiales deben ser de higiene fácil para mantener la buena imagen.

Ventilación:

Este punto es importante ya que evitara la desagradable mezcla de olores que puede generarse, una buena ventilación brindará una limpia circulación de aire, además de evitar la humedad.

Iluminación:

La iluminación puede ser tanto natural como artificial según convenga en el área de la bodega. Evitar zonas con brillo excesivo o sombras.

Servicios Higiénicos:

Contará con la ventilación adecuada para evitar la concentración de olores desagradables. Habrá un baño para hombres y otro para mujeres. Se mantendrán en un buen estado de higiene los lavaderos, los inodoros y urinarios.